Destinados

Obra: Destinados
Género: Drama promisorio colectivo

Destinados.jpg

Según la RAE, la definición de “transición” es “acción y efecto de pasar de un modo de ser o estar a otro distinto”. Si se conjetura más sobre este concepto, se puede deducir que ese cambio es impulsado por una necesidad de acceder a otro estado cuyas condiciones sean idealmente mejores que las del estado primario. También que la transición precisa de una duración determinada para que se pueda considerar válidamente como un traspaso y que no quede en un estancamiento de intenciones. Las expectativas frustradas de los tres personajes de Destinados me remitieron a esa noción colectiva de una transición histórica que varó su promesa política en una dejadez demagógica, lo que a su vez sigue acrecentando las manifestaciones sociales.

La obra se compone de monólogos breves y sucesivos sobre tres situaciones de anhelos erosionados: Una boxeadora (Francisca Olivares) que batalla no sólo contra una adversaria más fuerte sino que también contra las obstrucciones sociales que debe enfrentar por noquear una imagen de feminidad; una muchacha de clase baja (Macarena Fuentes) que se siente atraída a la fantasía brillante de una vida lujosa como única vía de escape a la miseria y muerte circundante, y un humorista (Samuel González) al que su oportunidad en el haz de la fama ya se apagó y no ha logrado volver a encender. Al cierre las tres historias se aglomeran en un coro de esperanzas vencidas, a las que ya se les pasó su período de vida útil.

Físicamente, los tres personajes están totalmente separados por barreras de armazones descubiertos, como si fueran los bastidores de los sueños que desean construir pero, a la vez, estas ilusiones incompletas terminar por enjaularlos cuando la derrota los derriba con el desengaño. Por otra parte, cada segmento tiene una iluminación identitaria e interrogante: laterales y contraluces modelan el torneado cuerpo de la boxeadora mientras ocultan su rostro de mujer; una solitaria ampolleta colgante es el punto focal acompañante de la adolescente pobre, la que rodea como una polilla empecinada por el fulgor; un frontal frío acorrala y juzga al humorista cuando tiene que confesar el fracaso de sus rutinas frente al micrófono.

Hay dos detalles particulares y un tanto reveladores en la relación de este este trío de personajes. Lo primero es que las preconcepciones sobre la potencia física y mental según una identificación de género están subvertidas. Los dos personajes femeninos podrían ganarle fácilmente en una pelea al humorista, quien ha preferido defenderse en la vida mediante el juego de palabras. Lo segundo es que todos comparten una obstinación individual tal por sus objetivos, al punto de que se enceguecen de identificar las trampas inherentes que conlleva cada espejismo propio.

La educación enfocada enteramente en el cumplimiento de resultados ha terminado privando la capacidad de reacción y asimilación ante la decepción. En una sociedad libre cada individuo puede hacer lo que desee dentro de las normas de la legalidad, pero si esa legalidad no logra asegurar las condiciones para cumplir esos proyectos, ¿se puede considerar como verídica y satisfactoria esa libertad? El contenedor está quedando estrecho y el exterior se está agitando.

 

Funciones: Viernes y sábado, 21:00 horas. Domingo 19:30 horas. Del 31 de julio al 21 de agosto en Taller Siglo XX Yolanda Hurtado (Ernesto Pinto Lagarrigue 191, Metro Baquedano, Recoleta).

Ficha artística:
Director: David Hernández
Autor: Basado en Las desesperadas fantasías de una solitaria soñadora, de Enzo Ferrari; La revolución risa, de Maximiano Contreras y Futuro esplendor, de David Hernández.
Compañía: Nación Resiliente
Elenco: Francisca Olivares, Macarena Fuentes y Samuel González.
Dramaturgista: David Hernández.
Iluminación: Iván Troncoso
Música: Alejandro Miranda, Sharon Cantillana y Luis Zuñiga.
Audiovisual: Samuel González.
Vestuario: Pamela Jiménez.
Diseño escenográfico: David Hernández.
Realización escenográfica: Jimmy Muñoz.
Fotografía: Wanda Acosta y Francisca Olivares.
Coreografía: Pepa Correa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s