Youtube, una historia de la humanidad

Obra: Youtube, una historia de la humanidad
Género: Comedia futurista memética

Stahr auf dem Fernsehschirm
Auf Heute noch nichts zu tun
Ludwig Feuerbach

Youtube.jpg

Hace unas semanas atrás salió en los diarios la noticia del descubrimiento de vestigios incaicos bajo el centro de la ciudad de Santiago, lo que modificaría los relatos de los libros de historia al comprobarse la existencia de un centro poblado antes de la llegada de los españoles. Un detalle que me llamó la atención en uno de los artículos es como los arqueólogos deducían las características de esos habitantes a partir de los restos óseos de alimentos que consumían. Hasta el objetivo más minúsculo sirve como enlace de acceso para interpretar a una cultura ajena (foránea y/o pretérita), lo que lleva a preguntarse cómo nos verían retroactivamente las sociedad posteriores.

Youtube, una historia de la humanidad propone una visión de un futuro donde la especie humana ha sido reemplazada por un grupo de entes androides alexitímicos de aspecto andrógino y uniformado que conforman una comunidad que intenta comprender, en un acto de antropología retrofuturista, a la desaparecida sociedad humana mediante la recreación de videos de Youtube, en especial para entender una capacidad emocional de la cual ellos carecen. O sea, buscan en los rastrojos de la cultura de masas del pasado para entenderse mejor como seres, que es en esencia lo mismo que se está haciendo justo este año con los aniversarios de los 400 años desde la muerte de Cervantes y Shakespeare, si se asumen a ambos como escritores pop dentro de su propia época.

A pesar de la persistente actividad de representación mimética, para esta colectividad los frutos de su investigación recién surgen cuando se suma un ente forastero (denominado impersonalmente como “N° 2), quien es el único que pone en duda la observación meramente analítica de los videos porque él es el único que consigue una reacción de plena identificación mental y física con las personas que ve en los videos, que lo lleva a la individualización. Esta separación personal lo convierte tanto en un vidente, por su capacidad de traspasar la reflexión imitativa, pero también en un riesgo, porque activa la diseminación memética dentro de los demás integrantes, lo que llega a amenazar el status quo para la autoridad oculta en esta agrupación.

Considerando sus equipos artísticos en común y su cercanía temporal de creación, es interesante ver las relaciones entre Youtube, una historia de la humanidad en conjunto con otras obras recientes como La respuesta y Donde viven los bárbaros. Estas tres obras exponen distintas aristas sobre la comunicación dentro del comportamiento humano, en particular con dos puntos en común: Uno es la interacción suspicaz de una sociedad con un elemento extranjero (como los documentalistas capitalinos en La respuesta y los bárbaros invisibles en Donde viven los bárbaros), cuyo temor a la modificación de sus establecidos modos de vida los lleva a tomar decisiones absurdas e incluso radicales.

El otro punto es cómo esa misma sociedad es afectada por los medios de representación de ficción. En La respuesta, la conmoción global producida por el documental falsificado obliga a sus intérpretes a convertirlo en una “realidad”; en Donde viven los bárbaros es una apática terapia de roles lo que desvela la crueldad inconsciente de cada personaje; en Youtube, una historia de la humanidad esos videos son los últimos vestigios vigentes que permiten revisar el pasado, tanto como formato de expresión y como tecnología disponible. Lo que lleva a preguntarme: ¿Qué hubiera inferido este clan del futuro como vida familiar a partir de “Friday” de Rebecca Black?

Otro detalle llamativo es que si se ordenan las escenas de estas tres obras en orden cronológico según su respectivo contexto temporal, se distingue una pérdida de reconocimiento empático en la interacción entre individuos. Desde el prólogo con los atenienses antiguos en Donde viven los bárbaros, hasta esta posible sociedad venidera de androides, se despliega un conducta acumulativa de movimientos mecanizados y oralidad ofuscada como si la consciencia y el cuerpo ya corrieran por carriles contrapuestos. Es el contraste disonante entre la conducta y el contexto lo que estimula la risa, pero así como nos reímos del porvenir, éste también replica con una carcajada que no oiremos.

Funciones: Viernes y sábado, 21:00 horas. Domingo 20:00 horas. Del 8 de julio al 7 de agosto en Teatro del Puente (Parque Forestal s/n, Metro Baquedano, Santiago Centro). Funciones de extensión el 10 de agosto en Espacio Matta (Av. Sta. Rosa 9014, La Granja, Metro La Granja), 12:00 horas y el 12 de agosto en Quilicura, 16:00 horas.

Ficha artística:
Compañía: Colectivo Grupo 11
Dramaturgia: Gabriel Castillo
Dirección: Daniela Castillo
Asistente de Dirección: Paulina Giglio
Elenco: Gabriela Arroyo, Gabriel Cañas, Jacinta Langlois, Etienne Jean-Marc, Franco Toledo
Asistente de Dirección: Paulina Giglio
Escenográfico e Iluminación: Daniela Frésard
Vestuario y Diseño Gráfico: Felipe Olivares
Composición Musical: Ricardo Zavala
Producción: Francesca Ceccotti
Asistente de Producción: Daniela Moraga
Prensa: Santi Teatro & Danza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s