Conejo

Obra: Conejo
Género: Drama digital deseante

There are no faces
This is my complex
You are my picture
I call you ‘mirrors’
Judith Butler

Conejo

Conejo, la última creación y segunda obra de la compañía CreaCuerpo crea un reflejo en conjunto con su trabajo anterior. Mientras en Zoonosis proponían un mundo futurista donde la gente debe reiniciar sus interacciones humanas después de la caída repentina del sistema social-operativo circundante, en Conejo un grupo de cinco personas intenta solucionar su sensación de abandono emocional teniendo relaciones sexuales pasajeras, encuevados en las casetas de un cyber-café. De cierto modo, es un prólogo sobre una comunidad hiperconectada de forma, pero desconectada en el fondo; satisfecha con las sombras proyectadas en el encierro compartido.

La compañía mantiene su interés en el desarrollo de un trabajo corporal y visual que trate sobre los vínculos entre humanidad, naturaleza y tecnología. El desarrollo sostenido en el uso de estos elementos son los que más se destacan en el montaje: Aquí, los personajes no están condicionados a un intérprete específico sino que el código se establece mediante un vestuario con aplicaciones de cintas LEDs que le asigna un color a cada personaje. Así, la diversidad de contexturas físicas fraccionan los nexos individuales entre cuerpo, género y personalidad; realineando estas definiciones en un juego de siluetas luminiscentes que potencian como lenguaje la expresión corporal por sobre la identificación facial.

En cambio, las debilidades provienen de la dramaturgia, que tiene problemas esenciales. Aunque cada personaje tiene características propias explícitas desde el inicio, a medida que avanza la obra no surgen diferencias en el propósito de cada uno y tampoco hay obstáculos, ni internos ni externos, que les impidan colmar sus necesidades. Por lo tanto apenas hay tensión dramática, quedándose en la revelación de una atmósfera decadente. Además el texto complica de sobra su narración, resultando más clara la trama de la obra y las intenciones de los personajes en la observación física de los intérpretes.

Un ejemplo adecuado para comparar y contrastar estos detalles es el dueño de cyber-café, el único personaje que no cumple los códigos del resto: indumentaria normativa, unidad entre rol y cuerpo, ninguna línea de texto. Sin embargo, la breve escena donde debe asear las madrigueras que arrienda expresa un montón sobre su visión del mundo: es el dueño de un reino que le repugna, rociando desinfectante y recogiendo basura a la rápida para reabrir el lugar y repetir el ciclo. Curiosamente, el demiurgo silente que impone los horarios de uso termina siendo el único opositor del mundo expuesto.

Funciones: Viernes y sábado, 20:30 horas; domingo, 20:00 horas. Del 9 de abril al 1 de mayo en Teatro Camilo Henríquez (Amunátegui 31, Metro Moneda)

Ficha artística:
Compañía: Creacuerpo
Dirección: David Gaete
Dramaturgia: David Gaete, Hernán Pereira, Denis Troncoso
Elenco: Belén Blaise, Constanza Espinosa, Natalia Fiamengo, Adrián Salgado, Javier Varas
Co-dirección: Hernán Pereira
Diseño Escenográfico: Koke Velis
Pintura Escenográfica: Lissette Gaete
Difusión: Belén Blaise y Javiera Molina
Creación Musical: Alejandro Miranda
Producción: Pablo Cornejo

Anuncios

Un comentario sobre “Conejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s