Hijos De…

Obra: Hijos De…
Género: Drama filial privado

“Son, she said,
have I got a little story for you…”
Manuel Contreras Valdebenito

Aunque sea su componente esencial, el tiempo es el principal diluyente de la historia; pues en su mismo transcurso va apilando estratos con los que borra las estelas de su paso. Así sucesiones de hechos, fechas y personajes se van compactando, al punto de llegar a ser un breve párrafo en un libro o una mera pregunta de prueba de selección. Además, se suma el caso de una sociedad que prefiere tapar los acontecimientos con paños fríos, para superar el terror de las consecuencias. ¿Pero qué pueden hacer después sus descendientes, cuando a las ollas familiares se les empiezan a escapar su contenido por el exceso de ebullición?

En Hijos De… un trío de hermanos se reúne forzosamente en la casa familiar debido a la muerte del padre, quien se suicidó a días antes de ser liberado de la cárcel, donde estaba encerrado por crímenes que cometió como militar durante la dictadura. Las dudas que ninguno de ellos se atrevió a plantearle ahora quedarán sin respuestas, y la única forma de completar los vacíos resultantes es mediante la interacción fraternal. Algo difícil de establecer, ya que tanto Rosario (Carolina Quito) como Lucía (María José Contesse) abandonaron el nido paterno apenas pudieron; dejando a Juan (Alonso Torres) a cargo de su madre, hasta el deceso de ella.

Aparte de esta frágil convivencia, el temor por la herencia, sea genética o cultural, inunda el ambiente con la preocupación de distinguir que tanto han logrado alejarse del tronco parental: Rosario regresa con un extraño acento gringo, a modo de ocultar su origen, pero su forma de pensar es seguramente la más próxima a la de su progenitor. Lucía tiene un hijo con discapacidades, del que no sabe como hacerse cargo afectivamente. Por otra parte, el recluido Juan ha tenido que superar la memoria del acoso psicológico a través una relación oculta demasiado íntima. Esta sensación grupal de pequeñez emocional es resaltada por el diseño, con un vestuario y utilería que remite a una nostalgia infantil y una fachada minimalista que es proporcionalmente mayor a la de sus cuerpos ya adultos.

Hay una intensidad equilibrada entre la dramaturgia, que aporta un magma sentimental ascendente, y la dirección, que encauza este flujo en un estilo limpio y mesurado. Se puede comparar y contrastar con El año en que nací, la destacada obra de teatro documental dirigida por Lola Arias, quien también ha trabajado esta percepción histórica de una generación posterior, pero desde una puesta más multifocal y desbordante. En Hijos De… la búsqueda es más doméstica y personal, pero en el fondo ambas comparten que lo más doloroso de crecer es darse cuenta que aunque cambien las fisonomías, adentro siguen hirviendo las mismas incertezas primarias.

Funciones: Martes a jueves, 20:30 horas. Del 9 al 30 de abril, Teatro del Puente (Parque Forestal s/n, cerca del puente Pio Nono. Metro Baquedano).

Ficha artística
Dirección: Fernando Ocampo
Dramaturgia: Claudia Hidalgo
Elenco: María José Contesse, Caro Quito y Alonso Torres
Dramaturgismo: Flavia Radrigán
Coreografía: Luis Moreno
Diseño integral: MOODLAB
Música: José Tomás Molina
Vestuario: Karina Vukovic
Fotografía: Noli Provoste
Prensa: María Francisca Yévenes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s