Recuento Escénico 2014

Se acaba un año más de actividad teatral y es el período habitual para hacer los recuentos correspondientes. Al principio creía que el 2014 había sido un año un tanto lento, pero al revisar mi bitácora pude comprobar que había sido un año igual de interesante y más diverso temáticamente que el anterior 2013. Los meses de mayo, julio y noviembre fueron los mejores en mis registros; mientras que septiembre, aparte de ser un mes trunco por las fiestas, le extendió su modorra artística al inicio de octubre.

A continuación va mi recuento personal (as always) de las obras que más me conmocionaron, estimularon e incluso algunas que me agriaron la tripa en este 2014.

Hay un buffet de distintas áreas y no hay un límite previo establecido, por lo que eso de “Las 10 mejores obras del 2014” no aplica. Claro que antes de empezar, lo primero es:

Datos irrelevantes (excepto para el INE, quizás)

Obras vistas entre los meses de enero a diciembre de 2014: 131 obras
Estrenos nacionales: 106
Puestas al día con reposiciones: 16
Obras internacionales: 6
Semi-montajes o lecturas: 1
Repeticiones de obras que amo: 2. Concierto (por 3ra vez) y El año en que nací (por 2da vez)

Categorización de los estrenos nacionales vistos, por nivel de satisfacción:
“Highway Star” (muy bien): 26
“Good Vibrations” (bien): 27
“Definitely Maybe” (regular): 39
“Dazed and confused” (mal): 14

— Comienza el viaje, abróchense los cinturones. —

Categoría “Highway Star”

A continuación están las obras que me dejaron plenamente satisfecho durante el año.  El orden es meramente cronológico. La lista de todas las canciones dedicadas está acá.

Yo, Manuel, de La Máquina Teatro
YoManuelEl año comenzó galopando con bríos con éste monodrama sobre el icono patrio Manuel Rodríguez, quien entra en un diálogo introspectivo con el actor que se encarga de interpretarlo. Daniel Gallo se manda una de las actuaciones del año con este rol dual, maratoneando el escenario de punta a cabo, llegando al punto de la deshidratación. Una excelente y apasionante obra sobre los orígenes de nuestra nación.
Canción dedicada: Volbeat – “Lonesome Rider”
Mejor momento: La pausa del agua.
Próximas funciones: Regresa en 2015 por una breve temporada en Sala Sidarte.

Memorial del bufón, de Teatro Locos del Pueblo
Ya sabemos de la trascendencia de Juan Radrigán como el principal referente de la dramaturgia local, pero lo atractivo acá es su ingreso en el terreno de la dirección junto con su regocijante banda de “veteranos emergentes”. Ese agridulce y punzante humor radriganesco que ha sido obviado por otros incontables directores fue rescatado por las manos de su propio creador, confirmando la vigencia e intensidad de sus palabras.
Canción dedicada: The Who – “Won’t Get Fooled Again”
Mejor momento: La carta de la Asociación de Cobardes Anónimos

Ningún pájaro canta por cantar, de Ñeque
ñeque-teatral-Ningún-Pájaro-canta-por-cantarUno de los dos estrenos del fructífero festival “La Rebelión de los Muñecos” floreció en esta fábula fitológica de un bosque nativo sureño amenazado por una forestación foránea. La presencia contemplativa de Lorenzo Aillapán, el üñümche (Hombre Pájaro Mapuche), se expande en un macrocosmos mágico habitado por árboles sabios y aves sagaces, creado con un diseño sutil y expresivo, y representado de manera vivaz.
Canción dedicada: Rush – “The Trees”
Mejor momento: La estrategia escatológica del choroy.
Próximas funciones: Regresa como parte de la programación 2015 de Centro GAM.

Paisaje Nacional, de Teatro La Réplika
Paisaje NacionalLas condiciones laborales es uno de los temas más explorados en el teatro emergente (el otro es la educación), por lo que proponer algo distinto se vuelve cada vez más difícil. Sin embargo esta obra lo consiguió ingeniosamente, zancadilleando cada vez y a último segundo las escenas de protesta, con lo que mantiene enhebrada la atención del espectador en los sueños de esta relación empática entre dos trabajadoras textiles.
Canción dedicada: Rolling Stones – “Factory Girl”
Mejor momento: La recitación de “Romeo y Julieta” entre rollos de tela.
Próximas funciones: Durante enero, seleccionada en los festivales Entepola y Santiago Off.

Angelito, de Compañía Calacaloca
El Colectivo Triciclopajarito se metamorfoseó en una nueva agrupación, creando esta ópera prima en que se desentierra del olvido el nostálgico ritual campestre del “Angelito” para presentarlo en un submundo espectral pletórico de tonadas populares, colores vibrantes y luces melancólicas, llegando a ser una de las obras más bellas visualmente del año, en una forma muy próxima y viva para hablar sobre la siempre cercana muerte.
Canción dedicada: Arcade Fire – “Afterlife”
Mejor momento: La Catrina llevándose al niño.
Próximas funciones: Del 8 al 10 de enero, en el Festival Santiago a Mil.

Por sospecha, del Teatro Nacional Chileno.
PorSospechaUno de los hits absolutos de crítica y público del año, donde el texto de Luis Rivano, sobre tres individuos que son apresados por una noche sin una acusación fundada, es dirigido con una íntima humanidad por Carlos Huaico. El trío de actores (Mario Bustos, Gabriel Urzúa, Rodrigo Jiménez) se acopla íntegramente, pero es la actuación de Urzúa como “El Yayo” quien se roba, como un ágil ladrón, el plato en muchas escenas.
Canción dedicada: Johnny Cash – “Starkville City Jail”
Mejor momento: Las lecciones de vida del Yayo al Rucio.
Próximas funciones: Del 8 al 13 de enero, en el Festival Santiago a Mil.

Delirio, dirigida por Heidrun Breier
La obra que más vuelo agarró durante el año, comenzando en un ciclo de lecturas dramatizadas en el Goethe Institute, para después llenar y extenderse cada temporada. Asombroso teniendo en cuenta la complejidad del texto de Falk Richter, que trata sobre el desmembramiento del amor como una transacción moderna. Aquí se expresa una dirección habilidosa, junto con un elenco enérgico, para volverlo cercano y ameno.
Canción dedicada: Joy Division – “Love Will Tear Us Apart”
Mejor momento: El soliloquio de piano de Néstor Cantillana
Próximas funciones: Del 29 al 31 de enero, en Teatro del Puente.

Safari para divorciadas, de Los Contadores Auditores
Su obra más consistente y caótica desde La Tía Carola, donde le sacan el jugo al star-system femenino que han acumulado con los años para insertarlas en una fantasía camp de un grupo de la clase alta chilena que hace un viaje terapéutico a África, para terminar asimiladas dentro de una brigada guerrillera de separatistas feministas. Nadie más podría haber propuesto algo tan tirado de las mechas. Susan Sontag estaría orgullosa.
Canción dedicada: Talking Heads – “I Zimbra”
Mejor momento: La hora del “Pómbe”
Próximas funciones: Del 29 al 31 de enero, en Teatro del Puente.

La expulsión de los jesuitas, de Tryo Teatro Banda
Expulsión-2El último trabajo de Tryo Teatro Banda se desencuadró de ceñirse continuamente al historicismo, lo que fue un escándalo en algunas hojas de diario. Un detalle llamativo, pues se intuía ese tono en sus obras anteriores. Esta vez propusieron una aventura barroca y hasta anacrónica, donde su característico lenguaje musical se expansionó en un deleite para melómanos. Deberían sacar un disco con la música de sus obras.
Canción dedicada: Rush – “A Farewell To Kings”
Mejor momento: El “SURRENDER!” extático de Santa Clorofila.
Próximas funciones: Regresa como parte de la programación 2015 de Teatro UC.

Madre, he vuelto, de Colectivo Singular
Madre-he-vuelto-2-Crédito-Lorenzo-Mella1-600x398Otro de los buenos unipersonales del año, doblemente destacado por ser de una compañía joven. El texto de Leonardo González sobre un joven forastero que se hace pasar por el nieto de una anciana, para después mimetizarse en su hijo extraviado en la guerra, es interpretado sublimemente por Marcelo Gutiérrez en una puesta dirigida por Catalina Ramírez que se aprovecha del imaginario norteamericano de los sesentas.
Canción dedicada: Creedence Clearwater Revival – “Run Through The Jungle”
Mejor momento: La fiesta de cumpleaños de la abuela.

Gasper Crew, de Compañía MAE (Movimiento de Arte Experimental)
La notable mezcla entre la estructura narrativa de la danza clásica con la agilidad física del breakdance urbano es la atracción esencial de esta obra de danza. Dos hermanos separados por la muerte de uno de ellos, son reunidos sobrenaturalmente gracias a su pulsión rítmica por el baile, después de que el fallecido asciende a un plano espiritual superior. Se resalta su capacidad de encantar estéticamente a un público joven y nuevo.
Canción dedicada: AC/DC – “Back In Black”
Mejor momento: Las secuencias del guía espiritual ataviado de rojo.
Próximas funciones: Durante enero, seleccionada en el festival Santiago Off.

El claustro de los ciervos, de Teatro Voltio
En el otro tema teatral emergente favorito que es la educación, esta obra aparenta un candor inicial, relatando una reunión extraprogramática de profesores que analizan un caso de abuso entre dos alumnos destacados. Sin embargo, con cada nueva pista los problemas de discriminación y tolerancia se extrapolan hacia la adultez. Equilibrando humor y drama, logra un resultado entrañable mayor que la suma de sus partes.
Canción dedicada: Pet Shop Boys – “It’s A Sin”
Mejor momento: El coro de apoyo psicológico con Mocedades
Próximas funciones: Durante enero, seleccionada en el festival Santiago Off.

Sentido del humor, dirigida por Mateo Iribarren
Las vivencias del humorista Jorge “Chino” Navarrete durante su detención política en Pisagua son condensadas en esta tragicomedia conmovedora de un grupo de presos que sobrellevan las penurias dictatoriales preparando espectáculos cómicos para los reos. La dupla de Sebastián Layseca y Gianina Fruttero relumbran en un ambiente incisivo que primero te macera en risas y después la tristeza golpea de un guaracazo.
Canción dedicada: Bob Dylan – “It Takes A Lot To Laugh, It Takes A Train To Cry”
Mejor momento: El chiste de la cuchara y su reacción posterior.
Próximas funciones: Del 20 al 25 de enero, en Teatro Mori Bellavista.

Campo, un drama burgués, dirigida por Cristián Marambio
Campo 2Ese goce ctónico por ver como tropiezan los que están en la cima de la fortuna se manifiesta eruptivamente en este aniversario familiar, en el que se van desentrañando secretos apisonados y reventando delusiones económicas en medio de una embriaguez masiva. Un elenco exquisito, elegido con exactitud, se encarga de sincronizar los tiempos para potenciar las suspicacias silentes y sutilezas sugerentes subyacentes en el texto.
Canción dedicada: Sumo – “Mejor No Hablar De Ciertas Cosas”
Mejor momento: El ofrecimiento sucesivo de pisco sour.

La noche obstinada, dirigida por Pablo Rotemberg
El exitoso resultado de esta obra de danza no sólo es el desempolvamiento evocativo del vestigio cultural que fueron las efervescentes fiestas Spandex, sino que sobre todo es la expresión universal de una juventud deseante de su propio asilo contra la opresión conservadora que les ha educado con odio. Cuerpos trepidantes se atraen y repelen newtonianamente en un refugio oculto por el claroscuro solemne y la música palpitante.
Canción dedicada: Conchita Wurst – “Rise Like A Phoenix”
Mejor momento: Los empujones de Nicole Sazo.
Próximas funciones: Del 4 al 8 de febrero, en Centro GAM.

Minero 34, de Teatro La Cafiche
En un país donde todos desean ser ganadores avivados, es doloroso ser el perdedor del lote y aquí se agita el tremor de todo un clan de fracasados: La familia del minero que renunció antes del derrumbe de la Mina San José se reúne para ver televisivamente el rescate, pero entre interminables tacitas de té se van escarbando coloquialmente los caprichos capitalistas e ilusiones imposibles de seres retenidos entre el polvo desértico.
Canción dedicada: The Police – “Canary In A Coalmine”
Mejor momento: El quiebre del mutismo del padre.
Próximas funciones: Durante enero, seleccionada en el festival Santiago Off.

Un enemigo del pueblo, de Colectivo Zoológico
Los clásicos demuestran su condición con el paso del tiempo y así ocurre en esta versión del texto de Henrik Ibsen, localizada en el Chile actual, donde mediante un montaje audiovisual se va revelando al público el estancamiento ético de todos los afluentes de la sociedad política y que sus ideales tienen los pies en el fango. Entre los videos y la banda sonora, es una de las puestas en escena más refrescantes del año.
Canción dedicada: The Clash – “Train In Vain”
Mejor momento: La sorpresa interactiva durante el debate.
Próximas funciones: Durante enero, seleccionada en el festival Santiago Off.

La vida doble, dirigida por Claudia Fernández
La espeluznante confesión biográfica de una combatiente clandestina que es capturada y torturada por agentes de inteligencia, a quienes se ve forzada a unirseles para evitar represalias contra su familia, delatando así a los compañeros de su organización. Con una propuesta recia enfocada en la manifestación subcutánea de la memoria corporal, la actuación protagónica de Paula Zúñiga llega a ser una incandescencia de alto voltaje.
Canción dedicada: Depeche Mode – “Policy Of Truth”
Mejor momento: Su revelación de exonerada política.

Trilogía Equipo, de Equipo Teatro
Foto 5Este año la descripción “comedia negra” se repitió muchísimo en las reseñas, cuando en verdad pintaban otros colores. Sucede eso incluso con esta trilogía, cuyos méritos cómicos van más bien por ofrecer un inagotable abanico rítmico de juegos de palabras y enredos absurdos, aplicado en un formato de sitcom televisivo, sobre una hiperactiva pandilla de hermanos (y sus amigos) quienes esperan el regreso del padre pródigo.
Canción dedicada: Ramones – “We’re A Happy Family”
Mejor momento: “¡Hola! ¡Vengo a tomar el censo!”
Próximas funciones: Durante enero, seleccionada en el festival Santiago Off.

Queridos Compatriotas, dirigida por José Manuel Gatica.
De seguro lo más peculiar del año: Un recital vocal escenificado, basado en los discursos presidenciales de las últimas 4 décadas, transitando en reversa desde el cómodo retorno de Bachelet al saturnino término de Allende. Con un elenco de 4 actores que caracterizan con presteza y minuciosidad la entonación de cada mandatario, esta obra sonora es un recordatorio polifónico de nuestra compleja historia reciente.
Canción dedicada: The Beatles – “Yesterday”
Mejor momento: El discurso contrapunteado de Frei.

Hilda Peña, dirigida por Aliocha de la Sotta
Del método banach-tarskiano de la última Muestra Nacional de Dramaturgia, de montar múltiples puestas de cada texto, la versión de Hilda Peña dirigida por De la Sotta fue la que consiguió mejores resultados al guiarse por la máxima minimalista de “Menos es más”, bastándole sólo con una precisa iluminación y otra magistral actuación de Paula Zúniga. El resultado es concentrado como un láser y reluciente como obsidiana pulida
Canción dedicada: Beck – “Lonesome Tears”
Mejor momento: El final, que cierra en la pregunta precisa.
Próximas funciones: Del 23 de enero al 1 de febrero, en Centro GAM.

Niña Astronauta, de Lafamiliateatro
En un estilo imprevistamente depurado y conciso para esta compañía, la historia de una muchacha encapsulada en su habitación, debido a una enfermedad degenerativa, y de su obsesión ontológica por perdurar perpetuamente en un registro televisivo adquiere una densidad sentimental que bordea el límite de Chandrasekhar, balanceada por una actuación meteórica que la vuelve en una curiosidad cósmica apta para toda edad estelar.
Canción dedicada: Pink Floyd – “Eclipse”
Mejor momento: “DESPEGUEISHON!!!”
Próximas funciones: Durante enero, seleccionada en el festival Santiago Off.

El diccionario, dirigida por Manuel Calzada Pérez
La mejor obra que no fue apreciada por la prensa, pero que dio lo mismo porque el boca a boca fue expansivo. ¡Tomen eso, críticos! (Ah, esperen un minuto…). La actuación de Liliana García como María Moliner, la bibliotecaria que escribió un diccionario para mejorar el de la RAE mientras sufría una enfermedad degenerativa, consigue ser un ejemplo de perseverancia ante la mortalidad tan magno que me dejó en ascuas llorando.
Canción dedicada: Neil Young – “Words (Between The Lines Of Age)”
Mejor momento: Los discursos dirigidos a los académicos.

La mujer metralleta, dirigida por Tomás Henríquez
Mujer-metralleta-5-620x330Lo que comienza como una figuración ficticia sobre la famosa frentista de la dictadura (Marcela Rodríguez, la “Mujer Metralleta”), deviene después a una comedia ácida y surrealista donde la protagonista no sólo se enfrenta ante el exilio de su nacionalidad, sino que incluso de su autoridad familiar, de su ideología impertérrita e incluso de su propia personalidad. El texto dispara ráfagas mordaces y el elenco está presto para ello.
Canción dedicada: The White Stripes – “Seven Nation Army”
Mejor momento: Le monologue final sur le documentaire du vagin.

El abuelo que saltó por la ventana y se largó, de Teatropan
La desopilante odisea de un anciano centenario que huye de la casa de reposo donde acaba recluido. El encendido despliegue físico del elenco se acopla infatigable y puntualmente con el cronométrico bombardeo audiovisual, alternando su combustión entre sus dos mechas narrativas: Un itinerario por los hechos históricos más llameantes del siglo XX y un chispeante periplo carretero surgido por una cadena de confusiones.
Canción dedicada: Billy Joel – “We Didn’t Start The Fire”
Mejor momento: El mix operático en el submarino a Rusia.
Próximas funciones: Del 8 al 11 de enero, en Teatro Mori Vitacura.

Perdiendo la batalla del ebr(i)o, dirigida por Claudio Santana
Que sea una obra sobre escritores beodos ya me tenía medio interesado, convicción completada con la energía atómica de camaradería viril que se plasmaba durante este montaje inspirado en los poemas de Tomás Harris, me tocó de yapa verlo en la fecha en que asistí. Uno podría estar ahí acompañando a los actores toda la noche compartiendo copas, pero las salas y los bares siempre tienen que cerrar alguna hora.
Canción dedicada: The Doors – “Whiskey, Mystics And Men”
Mejor momento: El “hadoken” de Ri Haku.

— ACHTUNG! Peligro a 50 metros, salida de emergencia al fondo. —

Categoría “Dazed and confused”
Tengo contabilizadas más obras que no me gustaron, pero sólo haré mención de aquellas que me amoscaron hondamente. Consagrados y emergentes hacen la fila por igual en este Totentanz; tras esta frase abandonen toda esperanza.

Edmond, dirigida por Antonio Campos y Gabriel Urzúa
Aquí la palabra clave es desaprovechamiento: Dos actorazos como Ximena Rivas y Gabriel Cañas quedaron relegados a un picoteo inconstante de personajes secundarios; extrañamente el espacio le quedaba flotando a un elenco de 8 intérpretes y un texto dramático, que siendo sandía calada, pasa a ser una farsa galuchenta porque el protagonista da la impresión de tener síndrome de Tourette. Salí peor que Pedro Labra.

Cristián Plana (Sí, leyó bien)
El primer strike fue con Castigo, el segundo fue Paso del Norte y con Gastos de Representación, en la Muestra Nacional de Dramaturgia, logró su tercer strike y fuera. Por eso me salté Proyecto de vida, pero Cynthia me contó que persistía en la misma inducción al letargo. Su galardonado ritmo estático y silencios eternos sólo me producen un tedio erosionante, equivalente a oír una canción de Radiohead ralentizada y al revés.

Lisístrata, de Teatro Antes de Cristo
Una cosa es perseguir a propósito un objetivo iconoclasta al montar un texto clásico, pero otra cosa muy distinta es repetir el mismo chiste burdo hasta que se vaporiza por desgaste de material (y ya un material poco original de por sí). No chillaron más veces “pico” porque en algún minuto se tenía que acabar la obra. Ni Morandé con Compañía ni el extinto Teatro en Chilevisión han caído intelectualmente tan bajo.

La comunidad de la ira, de Teatro Arturo
A los 40 minutos ya estaba más que claro el mensaje distópico y aún quedaban 50 minutos de ideas que ya han presentado La Resentida o La María de muchísima mejor manera. Mención especial al final más incongruente del año: El protagonista se abre un maletín con dinero sobre la cabeza mientras grita “Fuck the system!”. Todo esto con el gentil auspicio de los fondos estatales. Conste que no era parodia.

Prometeo, el origen, dirigida por Ramón Griffero
En una entrevista Griffero mencionaba que seguramente lo iban a criticar porque la obra era demasiado simple. Pasó todo lo contrario: sobrecomplicó y fragmentó a tal punto la explicación de la moraleja que su mensaje new age se podía leer de forma reaccionaria. La frase “Estábamos en un workshop de dramaturgia del espacio…” es el inicio de obra más contraindicado para un público general que yo haya oído.

— Fin de las turbulencias, pueden regresar al salón-comedor. —

Misceláneos y demases

Visitas internacionales
Al contrario de lo patrocinado en ese famoso artículo polémico de “Artes y Letras” de El Mercurio, éste año vi tan pocas obras internacionales que apenas sobrepasan los dedos de una mano. De ese pequeño lote sobresalen dos obras de la vecina Argentina: Cineastas de Mariano Pensotti, con un juego escenográfico que potenciaba las fantasías creativas de sus personajes entrañables; y la obra de danza Villa Argüello, que me contagió con ese aire de nostalgia festiva y me deleité con la coreografía fonolingüística del acento cordobés. El Hamlet de The Globe Theatre fue una puesta sencilla y clásica, tomando en consideración que debe funcionar “arraun de worl”. Stifters Dinge era tan conceptualmente hermética que funcionaba mejor como instalación museística en vez de espectáculo.

Obras que no alcancé a ver
A comienzo de año, Un tranvía llamado deseo se agotó más rápido que oferta de uniformes escolares. Acceso, uno de los hits del año y con dos temporadas exitosas, recién la podré ver durante este enero (a menos que a la Municipalidad de Providencia también se le ocurra cerrar el Mori Bellavista). En agosto tuve que optar entre dos clásicos y Los justos quedó afuera de la agenda. Tampoco alcancé a ver lo último de Carla Zúñiga, Historias de amputación a la hora del té. En fin, es técnicamente imposible ver toda la cartelera, uno tiene que tomar una decisión, al igual que en las elecciones primarias (bien sûr).

Lemon Award 2014 for Worst Performance
Este anti-premio se lo lleva la Municipalidad de Providencia por perseguir los teatros de la comuna con partes hasta el punto de obligarlos a cerrar. Entre los afectados están el Teatro Ladrón de Bicicletas, La Casa Rodante y el Centro Cultural Chileno de las Artes (P.S.: El Centro Cultural Chileno de las Artes está sobreviviendo e impulsando la Red Cultura Independiente Providencia). La redada nivel blockbuster hollywoodense (Michael Bay-style) de La Casa Rodante fue vergonzosa. Los actores que participen en la próxima campaña de Josefa Errázuriz se van de malteo (patadas all inclusive).

Anuncios

Un comentario sobre “Recuento Escénico 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s