El evangelio de Jonathan

Obra: El evangelio de Jonathan
Género: Comedia idólatra glam

“Metal Guru is it you, Metal Guru is it you
Sitting there in your armor plated chair, oh yeah”
George Gordon Byron

Jonathan

Quisiera empezar señalando un punto sobre la relación entre montajes teatrales y música popular. Debido a la facilidad de la música de producir y captar emociones, es común que se usen canciones reconocibles para potenciar ciertas escenas. El problema surge cuando una canción queda marcada con una obra insatisfactoria: “Eternal Flame” ya lleva casi una década de exclusión, el año pasado perdí “Do the Evolution” y casi pasó eso con “Tomorrow Never Knows”, pero opté por cerrar los ojos y salvar la canción. Por lo tanto, que hubiera una obra inspirada en la música de David Bowie me daba temor pero me tentaba al mismo tiempo. Para felicidad de todos los involucrados, creadores y espectadores, el uso de la música escogida es acertado e incluso es recomendable escuchar antes el disco The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars por la relevancia que tiene dentro de la trama.

Ya en lo concerniente a la obra, El evangelio de Jonathan es el tercer trabajo de The Naidens Compañy que he visto. Anteriormente ví Particular Subvencionado, una comedia negra sobre profesores empobrecidos y 210, una breve obra de teatro de gabinete sobre una sesión entre un psicólogo laboral y un conductor de buses. Me gustó más 210, porque las condiciones de presentación (8 minutos para un sólo espectador) la forzaban a ir al grano en su propuesta, mientras que en Particular Subvencionado había un exceso de intenciones provocativas. En cambio, en El evangelio de Jonathan se nota un humor más sosegado, al estar más enfocado en desarrollar el contraste natural entre sus personajes.

Jonathan es un joven que ha sido encargado de organizar un conjunto musical para animar las ceremonias de su congregación cristiana, al cual llegan cuatro entusiastas feligreses pero con escasa experiencia musical. Los ensayos avanzan lenta pero tranquilamente hasta que la repentina muerte de su aprisionante madre lo deja internamente hundiéndose en arenas movedizas. De pronto se da cuenta que con su vida en verdad nunca ha hecho ni nada bueno, ni nada malo, ni nada afuera de su melancolía. Esta crisis le hace entrar en un período de rebeldía, donde desgarra su apariencia comedida y descarga su confusión poniendo bajo presión a la banda para que cambien su sonido constantemente. Los demás integrantes comienzan a fastidiarse y el pastor de la comunidad le impone un ultimátum a su conducta, pero pronto llega la respuesta a su tormento a través de la batería inicial de “Five Years”.

La obra alterna su puesta en escena entre dos atmósferas: Los ensayos en la iglesia, que son más apaciguados y cotidianos, donde se reúnen bajo la luz fría de los fluorescentes de la sala de encuentro, una luz que podría reforzarse porque por sí sola es un tanto desgastante a la vista. Por otra parte, las secuencias musicales son vibrantes, coloridas y le van dando chispa a la narración. El argumento se presenta con claridad y fluidez, aunque afinando un poco más el ritmo de los diálogos reforzaría momentos que suenan graciosos en el texto pero que les falta encontrar el tono en escena. Algo similar ocurre con la revelación bowieana, que parte de manera muy indirecta pero que va adquiriendo sentido a medida que cierra la obra, hasta la referencia final donde el protagonista encuentra la absolución personal y reparte la bendición del hombre de las estrellas con todos nosotros. Amén.

Evaluación: La biblia del sonidista de Lo que queda del día de Radio Cooperativa.
Recomendado para: Duques albinos, pierrots berlineses, detectives post-artísticos.
Funciones:  Jueves, viernes y sábado a las 20:00 horas, hasta el 26 de Octubre en Teatro del Puente (Parque Forestal S/N, Costado Puente Pío Nono, Metro Baquedano). Entrada general $5000, Estudiantes $3000.

Ficha técnica:
Dirección y dramaturgia: Macarena Losada
Elenco: Alejandra Pinto Moya, Valentina Flores Vivanco, Martín de la Parra, Juan Pablo Rosales, Tomás Ahumada, Ezzio Debernardi
Diseño escenografía e iluminación: Gonzalo Velozo
Diseño vestuario: Cabra Caluga
Dirección musical: Matias Donoso

Extra:Tutti-frutti variopinto de David Bowie.
Una canción por disco, excepto de Pin Ups por ser un disco de covers y Tonight por intragable.

  1. Silly Boy Blue” (David Bowie, 1967)
  2. Unwashed and Somewhat Slightly Dazed” (Space Oddity, 1969)
  3. After All” (The Man Who Sold the World, 1970)
  4. Andy Warhol” (Hunky Dory, 1971)
  5. Lady Stardust” (The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, 1972)
  6. Watch That Man” (Aladdin Sane, 1973)
  7. Sweet Thing/Candidate/Sweet Thing (Reprise)” (Diamond Dogs, 1974)
  8. Win” (Young Americans, 1975)
  9. Word on a Wing” (Station to Station, 1976)
  10. Always Crashing in the Same Car” (Low, 1977)
  11. Blackout” (“Heroes”, 1977)
  12. Red Money” (Lodger, 1979)
  13. It’s No Game (N°1)” (Scary Monsters (and Super Creeps), 1980)
  14. Ricochet” (Let’s Dance, 1983)
  15. Glass Spider” (Never Let Me Down, 1987)
  16. Pallas Athena” (Black Tie White Noise, 1993)
  17. Dead Against It” (The Buddha of Suburbia, 1993)
  18. Thru’ These Architects Eyes” (1. Outside, 1995)
  19. Looking for Satellites” (Earthling, 1997)
  20. Something in the Air” (‘Hours…’, 1999)
  21. Afraid” (Heathen, 2002)
  22. Reality” (Reality, 2003)
  23. If You Can See Me” (The Next Day, 2013)
  24. Y como tema de yapa: “The Laughing Gnome” (1967)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s