Las Suplicantes

Obra: Las Suplicantes
Género: Tragedia clásica pertinente

“Running over the same old ground.
What have we found?
The same old fears…”
Empédocles

suplicantes

El viento aleatorio de septiembre atrajo un suceso muy particular. A pesar de lo complicado que es usualmente este mes en la cartelera (debido a la pausa generalizada que producen los festejos patrios), tres obras han tenido bastante éxito, al punto de agotar las entradas con semanas de anticipación y programar funciones extras. En el caso de las obras que se presentan en el Centro GAM, Allende, noche de septiembre y Víctor sin Víctor Jara, la reacción del público fue instantánea y el boca-a-boca prendió más rápido que cocina de fonda. En otro caso, a Las Suplicantes se le podría relacionar su notoriedad con el hecho de que sus entradas son liberadas, pero recién se comprende plenamente el interés que emana al llegar a su lugar de presentación, el Parque por la Paz Villa Grimaldi.

A medida que va llegando la gente al teatro techado del parque, se nos recuerda otro propósito del teatro como fenómeno artístico y social. Antes que destinarse a entretener o investigar, el teatro surgió como una ocasión de comunión secular, donde distintas personas están dispuestas a compartir atentamente un instante de sus vidas para observar y reflexionar sobre su propia sociedad, esperando encontrar un mensaje que les permita abrir momentáneamente una nueva arista sobre la realidad.

Aquí Las Suplicantes hace una movida inteligente: realiza un acto conmemorativo mediante la presentación de un texto clásico. Esto le permite diferenciarse formalmente de las demás obras políticas y de homenaje de este año, al canalizar palabras que tienen más de dos milenios de existencia pero que resuenan de manera similar en la actualidad. Por lo tanto, el rescate es doble: por la memoria de seres desaparecidos y por la memoria de la civilización en sí. Por eso mismo y para dejar constancia de esta persistencia de la memoria, antes de empezar la función se solicita guardar un minuto de silencio.

La primera oración de la obra, “Venimos a buscar a nuestros muertos”, abre un cauce de voces imparable y esas mismas voces conforman la viga fundamental de la puesta en escena de Las Suplicantes. Ya sea en el tono apremiado de los personajes principales o el clamor desesperado del coro, la conjunción de voces crea un entramado prístino en donde reverberan las exclamaciones eternas de un grupo de madres argivas que ruegan por el entierro de sus hijos caídos en la guerra y la ineludible solicitud de justicia hacia la autoridad.

Las secciones del coro, guiadas con un ánimo profundo por la corifea, están musicalizadas en vivo, lo que refuerza la atmósfera litúrgica del ambiente. El escenario es repletado esencialmente por la distribución espacial del elenco y la energía experiencial que brota de sus propios cuerpos. Esa misma energía que se transforma en algo más potente, en una presencia que impregna a la obra, que recalca que hay que subsistir y suceder, hasta que la vibración de las ondas sonoras se horade en la tierra y se inserte en las raíces de los árboles.

Evaluación: Ríos distintos acarrean piedras idénticas.
Recomendado para: Testigos del eco, portadores de claveles.
Recomendación especial para:  Los editores de los cuerpos de Cultura y Espectáculos de El Mercurio y La Tercera, porque se les aconcha.
Funciones: 26, 28 y 29 de septiembre, a las 20:00 horas, en Parque por la Paz Villa Grimaldi (Av. José Arrieta 8401, Peñalolén). Entrada liberada con reserva previa al correo electrónico nataliaroavial@gmail.com
Sugerencia: ¡Vaya abrigado y póngase sus polainas! Aunque el lugar del teatro está cubierto por un toldo, sigue estando al aire libre.

Ficha técnica:
Dirección y traducción del texto: Pedro Ignacio Vicuña
Música: Andreas Bodenhöfer
Elenco: Marcela Medel, Patricia Velasco, Hugo Medina, Sandro Larenas, José Secall, Verónica González, María Jesús González, Heidrun Breier, Sergio Schmied, Francisca Olivares, Pedro Vicuña, Victoria Díaz, Ana González, Rosa Merino, Mónica Pilquil, Elizabeth Pilquil y Romina Valdivia
Producción: Natalia Roa Vial
Asistente de Dirección: Carolina Herrera
Diseño de Utilería: Martín Eluchans
Iluminación: Natalia Muñoz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s