Lunes

Obra: Lunes
Género: Thriller delictual doméstico

“Janie’s got a gun
Her dog day’s just begun
Now everybody is on the run
Because Janie’s got a gun”
Patty Hearst

Lunes

Los días lunes ya tienen poca fama de por sí, pero ninguno se podría comparar con lo ocurrido durante éste Lunes, donde una pareja baleada de ladrones huye y toma como rehenes a los habitantes de un casona antigua: una dueña de casa comedida, su indeciso hijo y la amargada novia de éste, con quién cuya relación amorosa se ha desgastado entre recriminaciones. Al principio, el ladrón sólo busca un lugar para dejar morir en paz a su compañera de asalto y cree estar completamente al mando de la situación, pero ha caído sin saberlo en la trampa de la dueña de casa, quien se ha preparado por años para vengarse personalmente con el próximo delincuente que hiciera ingreso ilícito de su hogar.

Lunes corresponde al segundo trabajo de una trilogía de la compañía Teatro Serendipia, que trata sobre distintas aristas íntimas de la violencia, de la cual ví anteriormente el primer montaje de la trilogía: Feriado, un drama incestuoso en un hotel abandonado, que me pareció un tanto monocromo. En este sentido, el proceso de desvelo de sentimientos y sucesos silenciados que ya se planteaba en el primer trabajo, tiene un desarrollo más efectivo en esta segunda propuesta, al ofrecer una variedad más amplia y atractiva de relatos ocultos y reacciones inesperadas.

Dentro del elenco resaltan más los roles de la madre (Kiki Rojo) y la nuera (Karen Bauer), donde ambas mujeres compiten furtivamente por manejar de manera tácita las cuerdas de la situación apremiante en la cual están aprisionadas, intentando controlar las decisiones y emociones del ladrón (Claudio González) y el hijo (Khaled Darwich). Dentro del diseño realista de la obra, flota un aire a elegancia erosionada, a restos de tiempos mejores ya irrecuperables. En este punto se destaca la iluminación, en la que a pesar de utilizar pocos elementos, estos son usados de manera tan exacta que consigue llegar a resultados muy fotográficos.

Lo más acertado en Lunes es que se logra establecer una tensión espeluznante pero sin caer en artilugios escénicos: ni sangre chorreante, ni (curiosamente) exceso de disparos, sino que surge a partir de los diluidos límites morales de los personajes, donde el respeto por la vida de los demás pareciera haberse trastocado a profundidad. Por eso mismo, tanto las acciones como los diálogos se lanzan con el doble filo de la contención y la crudeza al mismo tiempo. El único instante donde se quiebra ésta característica es en el repentino monólogo final, donde el texto se vuelve metafórico, lo que resulta un poco descolocante. Pero, más allá de ese titubeo, se puede valorar a Lunes por saber distinguir con certeza la diferencia entre el terror ficcional y el horror de verdad.

Evaluación: El Plan “Cuadrante Seguro” en las penumbras del alma.
Recomendado para:  Confeccionadores de puertas giratorias y Alfonso de Iruarrizaga (medallista olímpico de tiro al blanco)
Funciones: Martes y miércoles, hasta el 10 de Julio, a las 20:30 hrs. en el Centro Experimental de Arte La Casa Rodante (Av. Rancagua 0395, Barrio Italia, Metro Parque Bustamante). Entrada general: $5000. Estudiantes y 3ra Edad: $3000.

Ficha técnica:
Dirección: Loreto Cruzat
Dramaturgia: Karen Bauer
Elenco: Karen Bauer, Claudio González, Khaled Darwich, Kiki Rojo, Angeles Rivero
Diseño Integral: Teatro Serendipia
Realización Escenográfía: Carlos Rivera Ronconi
Iluminación: Yury Canales
Producción: Teatro Serendipia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s