Cuerpo Negro

Obra: Cuerpo Negro
Género: Tragedia nocturna silvestre
Reseña: Tres individuos que deambulan por un paraje periférico se verán inmiscuidos en un laberinto de brutalidad.

Si a usted le estallase toda su violencia interna -sea ésta repentina o premeditada-, ¿cómo reaccionaría? No me diga que no se enoja ni que destesta a nadie, porque ahí sí que no se la compro (Ah, y yo elegiría lanzar dardos envenenados). Interrogantes de esta índole son las que plantea Cuerpo Negro, un trabajo que busca analizar los procesos y efectos del poder y la fuerza en el temperamento humano.

La obra comienza con un breve prólogo -el cual me evocaba a un monólogo de Timón de Atenas, quizás sea un efecto secundario del superávit shakespearano de este mes- que anticipa implícitamente los sucesos y dinámicas que acaecerán a continuación: Tres desconocidos, un par de hombres y una niña, están caminando a oscuras por un cerro al sur de Santiago. El misterio ronda todo el ambiente, ya que ninguno da su nombre ni menciona los motivos o circunstancias por las cuales llegaron a encontrarse en ese lugar tan inhóspito. El enigma del contexto se mantiene por una buena parte del transcurso, donde los hombres esperan la llegada de un auto para huir después de un presunto robo, y la muchacha, que por algún motivo ha huído de casa, habla constantemente sobre fantasías de persecuciones de zombies.

Aunque el tema y el argumento suenen demasiado intensos, todo está presentado con bastante sobriedad y sutileza. Los diálogos entre los personajes surgen con coloquialidad a pesar de todas las incógnitas iniciales, y a medida que avanza la obra se van descortezando de manera sugerente las verdaderares personalidades de cada uno. La interpretación se plantea con una naturalidad compleja, libre de estereotipos, en la cual se aprecia la incertidumbre emocional y racional de los personajes.

Los demás elementos de la puesta en escena están escogidos con la misma delicadeza, resaltando el uso de breves extractos de música barroca -que no es un uso meramente referencial o paródico, como en otros montajes- en los momentos de mayor tensión. La escenografía, un monte de tarimas desgastadas con formas y alturas irregulares, tiene aires a las acumulaciones metafísicas de los cuadros de De Chirico (probablemente Vivaldi, o el ristretto que me tomé antes de la función, me hizo formar nexos itálicos). El vestuario, plenamente realista y de tonos fríos, y la iluminación refuerzan la crudeza e inclemencia de la atmósfera.

En total, es un trabajo igual de impactante que una película de suspenso, pero que además le ofrece tarea para la casa. Al regresar a su hogar, recuerde caminar por calles alumbradas y no tome desvíos oscuros, sino al día siguiente aparecerá en la crónica roja.

Recomendado para: Incondicionales del trekking, Jugadores de Silent Hill.
Categoría: “Highway Star”
Funciones: Martes y miércoles a las 21:00 hrs. hasta el 28 de Noviembre en Sala Sidarte (Ojo: 20 y 21 de Noviembre no tienen función). Entrada: General $5000, Estudiante $3000.

Ficha técnica:
Compañía: Grupo 11
Autor y Director: Cristóbal Pizarro
Asistente de Dirección: Amalia Kassai
Elenco: Gabriel Urzúa, Daniela Castillo, Gabriel Cañas y Cristián Hormazabal
Diseño Integral: Belén Abarza
Producción: Nicolás Bascuñán y Gabriela Simonetti
Diseño Gráfico: Darío Biotti

Anuncios

Un comentario sobre “Cuerpo Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s