Operación Hamlet

Operación Hamlet 4 (75)A

OperacionHamlet-01Funciones: Del 23 de junio al 16 de julio, jueves a sábado 20:30 horas, domingo a las 19:30 horas, en Teatro Universidad Mayor (Santo Domingo 711, Santiago Centro. Metro Bellas Artes).

Ficha artística:
Compañía: Los Robinson.
Dirección y dramaturgia: Manuel Ortiz.
Elenco: Rafael Contreras, Gonzalo Durán, Nicolás Fuentes y Andrea Vera Puz.
Diseño de escenografía e iluminación: Marcelo Parada.
Diseño de vestuario: Carola Chacón Zuloaga.
Diseño gráfico y foto afiche: Eduardo Cerón.
Universo Sonoro: Deby Kaufmann.
Imágenes: Marcelo Ubilla.
Fotografías: Juan José Parada.
Asistente de dirección y de producción: Sebastián Caréz-Lorca.
Prensa: Francisca Babul.
Producción: Ana Laura Racz.

El cepillo de dientes

Cepillo_700x400_2.jpg

ElCepilloDeDientesB-01

Funciones: Del 4 de mayo al 24 de junio, miércoles a sábado 20:30 horas, en Teatro Universidad Católica (Jorge Washington 26, Plaza Ñuñoa).

Ficha artística:
Dirección: Álvaro Viguera.
Dramaturgia: Jorge Díaz.
Elenco: Geraldine Neary, Luis Cerda.
Asistente de dirección: Sol de Caso.
Escenografía: Daniela Vargas, Andrés Poirot.
Diseño iluminación: Andrés Poirot.
Diseño vestuario: Daniela Vargas.
Asistente escenografía y vestuario: Carolina Lazo.
Composición musical: Camilo Salinas.
Producción: Teatro UC.

La sociedad de los versos negros

18672903_10154653396906274_4660622955427124265_o

LaSociedadDeLosVersosNegros-01

Funciones: Se presentó del 11 al 28 de mayo, en Teatro DUOC UC (Bellavista 0503, Providencia. Metro Salvador).

Ficha artística:
Compañía: Teatro Patio.
Dirección y dramaturgia: César Ramírez.
Elenco: Daniel de Nazareth, Camila Velásquez, Giordano Rossi, Bárbara Moreira, Leonardo de Luca, Camila Correa, Jimena del Barrio, Carlos Godoy, César Ramírez.
Producción: Rocío Pinto, Pablo San Martín.
Diseño integral: Iván Muñoz, César Ramírez.
Ilustración afiche: Muriel Fernández.
Asistencia técnica: Pablo San Martín, Nicolás Vergara.

Surinam

Surinam (2).jpg

Surinam

Funciones: Del 5 al 28 de mayo, jueves a sábado 20:00 horas, domingo 19:00 horas, en Centro Cultural Matucana 100 (Av. Matucana 100, Estación Central, Metro Quinta Normal). Parte del ciclo Teatro Hoy 2017 de Fundación Teatro a Mil.

Ficha artística:
Dirección: Los Contadores Auditores.
Dramaturgia: Juan Andrés Rivera.
Elenco: Jaime Omeñaca, Elvis Fuentes, Jaime Leiva, Benjamín Bravo, Jacinta Langlois, Francisca Muñoz.
Diseño integral: Felipe Olivares.
Producción: Evelyn Ortiz.
Creación audiovisual: Sebastian Pereira.
Música: Rocío O’Shee, Loreto Ríos, Daniel Marabolí, Octavio O’Shee.
Patrocinio: Checoeslovaquia y Casa Matriz.

El padre

mg_0092-e1494441422710-730x350CríticaElPadre.jpg

Funciones: Del 28 de abril al 27 de mayo, miércoles a sábado 20:00 horas, en Teatro Universidad Católica (Jorge Washington 26, Plaza Ñuñoa).

Ficha artística:
Dirección: Marcelo Alonso.
Dramaturgia: Florian Zeller.
Elenco: Héctor Noguera, Amparo Noguera, Rodrigo Soto, Ricardo Fernández, Carolina Arredondo, Paloma Moreno.
Traducción: Simón Morales.
Diseño escenográfico e iluminación: Cristian Mayorga.
Realización: Cuervos Rojos.
Vestuario: Taira Court.
Dirección de escena: Catalina Stuardo.
Música: Daniel Marabolí.
Productor Ejecutivo: Marcos Alvo.
Gestión Internacional: Ignacio Santa Cruz.
Producción: The Cow Company.

El Dylan

Obra: El Dylan
Género: Drama discriminatorio criminalístico

He’s just a poor boy from a poor family
Spare him his life from this monstruosity

Henry Boys

El Dylan

Pesquisa:
Analizar las siguientes pruebas para establecer el motivo emocional involucrado en el homicidio de Dylan Vera.

Prueba N°1: Un collage de rostros
Un crimen requiere un cuerpo, pero el de Dylan Vera ya está bajo tierra, una conciencia deviniendo en humus. Aun así su cadáver será el borde del rompecabezas que se completará a partir de los relatos de las distintas personas que lo conocieron: su madre, sus vecinos y los transformistas de un circo pobre. Sin embargo cada uno lo conoció desde distintas facetas: los transformistas le enseñaron los métodos para lograr su ansiada metamorfosis mujeril; su madre le busca un empleo que le reinstaure la masculinidad; mientras que para los vecinos, que lo vigilan detrás de las ventanas de su vivienda, se vuelve un objeto tanto de deseo como de envidia y desprecio. ¿Cuál de esas proyecciones identitarias era Dylan? ¿Todas? ¿Ninguna?

Caso Nabila (2)Prensa sobre el caso Nabila Rifo, abril 2017.

Prueba N°2: Una dalia salvaje
Una flor es una estructura reproductiva que puede poseer órganos masculinos y/o femeninos. Las flores que contienen ambos órganos son denominadas como “bisexuales” o “perfectas”. Con lo que surge la siguiente contradicción para alguien con creencias conservadoras: si una figura divina creó todo lo existente, desde lo cual se define una ley natural, ¿por qué estableció la variedad sexual como perfección en una especie y como desviación en otra? Da para pensar en la próxima vez que se lleve un ramo de penes y vaginas vegetales a una ceremonia católica. Pero me estoy desviando, conceptualmente. La disputa por la definición de género de Dylan empieza desde el inicio: Los transformistas siempre hablan de “La Dylan”, a lo que su madre corrige inmediatamente remarcando “EL Dylan”. Hasta el género gramatical se convierte en una interrogante cuando la identidad no corresponde a una categorización bipolar.

Caso Nabila (3)Prensa sobre el caso Nabila Rifo, abril 2017.

Prueba N°3: Un chaleco verde
El vestuario de la obra replica estos cuestionamientos de género al uniformar a los cinco intérpretes en sucesivas capas de prendas que deshojan las asociaciones de color y forma: ¿qué cortes o texturas se vinculan a cada género? ¿el color negro es masculino, femenino o neutro? ¿por qué si el dimorfismo corporal tiene más diferencias en la parte superior (torso), resulta socialmente más descolocante en las vestimentas inferiores (falda masculina)? Aunque hay otro cambio de ropaje más interesante: la localización geográfica. El caso real que inspiró la obra ocurrió en La Pintana, comuna periférica del sur de Santiago, pero el dramaturgo Bosco Cayo lo traslada a La Ligua, ciudad de la V Región. Esto no solo es un gesto de consecuencia autoral (las obras de Cayo siempre suceden afuera de la capital, por ende fuera de los circuitos de poder), sino que también es una correspondencia a la posición excéntrica del protagonista: un muchacho que se distancia de las costumbres sociales de su pequeña comunidad y por lo tanto pasa a ser rechazado. Que La Ligua además sea un punto de contacto en la ruta de ciudades más grandes refuerza las tensiones entre desplazamiento, urbanidad y barbarie.

Caso Nabila (1).jpgPrensa sobre el caso Nabila Rifo, abril 2017.

Prueba N°4: Una carta de ajuste
La iluminación en las últimas obras dirigidas por Aliocha de la Sotta ha tenido un carácter de inquisición psicológica. Esta noción se mantiene acá, con un predominio de contraluces y recortes cuando los personajes declaran sus intimidades, con la precaución conductual de que sus secretos no salgan a la luz. Sin embargo ese temor es expuesto cuando la televisión aparece con la intensidad de una bofetada lumínica. Es peculiar la actitud de la prensa en la obra: se establece como defensora de la verdad y para lograr ese propósito persigue y presiona a sus invitados, la madre y los profesores de La Ligua, para que revelen su verdadera opinión respecto a la discriminación valórica de la ciudad; pero a su vez esa urgencia televisada solo busca satisfacer la necesidad de validarse como medio más que defender una causa. La opinión pública impuesta por transmisión no es garantía del bien común y hasta puede ser responsable de efectos contraproducentes. Luego vendrá otro crimen y el espectáculo del escándalo se reiniciará, mientras el caso anterior se vuelve polvo y ceniza.

Funciones: Del 7 al 30 de abril, jueves a sábado 20:00 horas, domingo 19:00 horas, en Sala Patricio Bunster del Centro Cultural Matucana 100 (Av. Matucana 100, Estación Central. Metro Quinta Normal).

Ficha artística:
Compañía: Teatro La Mala Clase.
Dirección: Aliocha de la Sotta.
Dramaturgia: Bosco Cayo.
Elenco: Juan Pablo Fuentes, Paulina Giglio, Guilherme Sepúlveda, Jaime Leiva y Mónica Rios.
Diseño de iluminación y escenografía: Rodrigo Leal.
Diseño vestuario: Felipe Olivares.
Realización escenográfica: Macarena Ahumada y Equipo Checoslovaquia.
Realización vestuario: Susana Arce.
Música: Fernando Milagros.
Producción: Francesca Ceccotti.
Gráfica: Javier Pañella.

Bitácora estival – Enero 2017

Día: 6 de enero
Clima: Despejado.
Obra: Blanche Neige, de Ballet Preljocaj (Francia)
1475093723nains_0332_blancheneigejeanclaudecarbonneReseña en haiku: Cuento clásico / es entretejido de / modo moderno
Coordinadas en el plano cartesiano de ballets: Más cerca de El lago de los cisnes que de La bella durmiente, aunque la Reina Malvada irrumpa a lo Carabosse.
Destacado: La escena introductoria de los enanos, como pirquineros hiphoperos escalonados en escalada, acompañados por el tercer movimiento de la sinfonía N°1 de Mahler. De hecho la conjunción contínua durante la obra entre la música de Mahler, los movimientos intermitentes y la visualidad surrealista es peculiar y refinada.
“Previously in Project Runway”: Se publicita bastante el diseño de Jean Paul Gaultier, aunque es más interesante el vestuario masculino con los enanos grunge, los cortesanos bolsudos y el Príncipe como torero naranja y neón.
“¿Es apta para el retoño de mis entrañas?”: Depende de la paciencia de su descendencia genética. El programa dice que es apta desde los 9 años, pero por la duración (casi dos horas) y el ambiente penumbroso diría que es más adecuada para adolescentes, que es la justo la edad cuando los cuentos de hadas se ponen en duda.


Día: 4 de enero.
Clima: Despejado.
Obra: Tarascones (Argentina).
Género: Comedia negra de alta alcurnia. 
14752754645K1A4402TarasconescPrensaTeatroNacionalCervantes.jpgReseña en haiku: Cuatro señoras / a la mucama juzgan / por cruento crimen.
Antecedentes: Producción del Teatro Nacional Cervantes dirigida por Ciro Zorzoli, de quien se ha presentado aquí anteriormente la comedia Estado de ira y el drama Traición. Tarascones es parecida en estilo a Estado de ira, así que hay risas y sorpresas más que aseguradas.
Destacado: La dramaturgia, de Gonzalo Demaría. Escuchar a estas damas encopetadas verborrear en verso es sumamente estrafalario. La dirección y el elenco le sacan provecho a las florituras líricas para afilar, aceitar y acentuar el ritmo cómico.
Observación etnológica: Al parecer lo guaraní es para la clase alta argentina como lo mapuche es para la clase alta chilena. Además ambas clases comparten el rollo fonético con la doble erre.
Comparación referencial: Es como si François Ozon hiciera un remake del documental La once, de Maite Alberdi.
¿Recomendable?: “Requetemasia’o”. Seguramente también le fascinará a La Vieja Cuica.